Latest

Es evidente que la educación y la escuela se tienen que modernizar con la sociedad. Se trata de una institución, la escuela, que prácticamente no ha evolucionado en el último siglo. ¿Qué más hay que haya pasado tanto tiempo sin cambios? Sin duda, debemos adaptar la educación a estos nuevos tiempos y la manera de enseñar a los niños a su manera de pensar y de aprender.

Un gran aliado en este aspecto debe ser la tecnología. Por eso, hoy queremos ayudar a todos los profesores hablando de aplicaciones que pueden serles muy útiles de cara a la educación.

Las mejores aplicaciones para profesores

Antes de nada, en este artículo solo podremos cubrir unas aplicaciones básicas, pero podéis ampliar más información en las siguientes páginas:

TuApppara – Profesores

TuApppara – Teachers

Dicho esto, pasemos a ver algunas de las apps más útiles para profesores:

apps de docentes

iBooks: la aplicación de ebooks de Apple

Apple entró en 2013 en la batalla por la venta de libros electrónicos contra gigantes como Amazon con la creación de su propia plataforma de publicación iBooks Store. A su favor, Apple contaba con que el nuevo formato ibook era muy versátil y permitía crear contenido dinámico enriquecido con elementos multimedia, y por supuesto en color, toda una revolución en aquellos días. Por contra, el formato ibook sólo puede usarse en la plataforma de Apple, tanto para la lectura de sus libros electrónicos como para su creación, hasta el punto de que incluso hoy día sólo se pueden crear libros en este formato con la herramienta iBooks Author, disponible sólo para Mac, lo que limita mucho la popularidad de este formato.

Si queremos publicar un libro en la tienda de Apple y no disponemos de un Mac, podemos hacerlo de forma automática a través de la plataforma Smashwords si conseguimos que nuestro libro forme parte de su Catálogo Premium.

Al entrar en la app iBooks a través de nuestro dispositivo móvil, ya sea un iPhone, un iPod touch o un iPad, vemos varias secciones: Mis libros, Destacado, Éxitos, Buscar y Comprado. En Mis libros vemos los ebooks que hemos descargado de forma local a nuestro dispositivo y los que tenemos disponibles para descargar a través de iCloud (si éstos ya los hemos descargado/comprado anteriormente).

Destacado nos muestra los libros que se ajustan a alguna promoción, bien porque sean novedades, bien por ofertas puntuales, etc. Podemos filtrar los resultados por libros o por audiolibros. En Éxitos vemos las publicaciones que más tirada tienen, tanto los de pago como los gratuitos. Podemos filtrar los resultados por libros, audiolibros o por autores.

Buscar nos permite realizar búsquedas por cualquier palabra clave, ya sea un autor, un título o cualquier término que haga referencia a un libro.

En Comprado podemos ver si hay alguna actualización disponible para los libros que hayamos adquirido, así como todos los libros que hayamos comprado clasificados por categoría.

Leer en una pantalla retro iluminada como la del iPhone o la del iPad no es precisamente lo mejor ni lo más cómodo para nuestros ojos; en este aspecto, un lector de tinta electrónica es mucho más apropiado. Si hay poca luz ambiente, la app activa automáticamente el tema noche si estamos leyendo un libro. Esto se traduce en que el fondo de la pantalla se vuelve negro y el texto blanco, haciendo mucho más cómoda la lectura. En el momento en que haya más luz ambiente, el tema volverá a cambiar al modo anterior.

Aplicación EXTRA: BRÚJULA Y NIVEL

El iPhone viene equipado con multitud de sensores que permiten interactuar con el entorno. La brújula no es un sensor, sino una aplicación que se sirve de la información del GPS y del giroscopio de tres ejes para obtener los datos que necesita. A veces se necesita calibrar la brújula para obtener resultados fiables; esta calibración la haremos de forma manual cada vez que el iPhone nos lo solicite. Para hacerlo, debemos mover el iPhone en movimientos circulares de derecha a izquierda y viceversa e inclinando el teléfono.

El Norte que nos muestra la brújula no es el real, sino el norte magnético. El polo norte de la Tierra no se corresponde con el norte magnético, hay una desviación de unos pocos grados. Esta desviación recibe el nombre de declinación magnética, y corresponde a la diferencia de grados entre el norte verdadero y el norte magnético. Esta desviación aumenta con el paso del tiempo debido a la actividad magnética del núcleo terrestre, que acabará en una inversión de los polos magnéticos (de 100.000 a 50 millones de años cada inversión). Esta desviación podemos corregirla en el iPhone de forma automática desde Ajustes > Brújula activando la función Usar norte verdadero.

Si desplazamos la pantalla de la brújula hacia la izquierda con el dedo, cambiamos a la aplicación Nivel Se usa para comprobar la inclinación de una superficie. Sólo tenemos que dejar el teléfono sobre una superficie, que puede ser una mesa o un cuadro, y ver si está correctamente nivelado o no.

Más APPS para profesores

Para acabar, te dejamos con este vídeo en el que encontrarás muchas más aplicaciones para docentes:

La inteligencia artificial es una ciencia relativamente nueva, su nombre tiene origen en 1956. Esta ciencia tiene muchas áreas de estudio que comprenden la solución de problemas, aprendizaje, percepción, demostración de teoremas y predicción de tendencias, entre otros.

Alan Turing en 1950 propuso una prueba para definir de manera operacional la inteligencia, basada en la incapacidad de diferenciar entes humanos y artificiales. El ente artificial debe poseer un procesamiento de lenguaje natural, representar el conocimiento, razonamiento automático y aprendizaje automático. Estas disciplinas forman las áreas importantes de la inteligencia artificial.

Si un ente es artificial y su comportamiento es autónomo dejar de ser un programa para convertirse en un agente, dentro de la informática un agente debe percibir su entorno, ser adaptativos y cumplir los objetivos para los que fue creado. Estas características busca la racionalidad.

La inteligencia artificial se considera una rama de las ciencias de la computación dedicada al desarrollo de herramientas racionales para la resolución óptima de problemas, relacionada con la automatización del comportamiento inteligente.

Historia de la inteligencia artifical

La historia de la inteligencia artificial se remonta al año 1943 cuando McCulloch y Pitts (McCulloch & Pitts, 1943) publicaron un artículo acerca del cálculo lógico de las ideas inmanentes de la actividad nerviosa caracterizando a las neuronas artificiales. Se realizó utilizando lógica proposicional, debido al carácter digital de la actividad, eventos y relaciones neuronales, esto para determinar el estado y especificar las redes neuronales. Luego Turing publicó el artículo Maquinaria de Computación c Inteligencia en 1950 acerca de la Prueba de Turing.

El término inteligencia artificial se acuñó en la conferencia de Darthmouth en 1956 por John McCarthy, él contribuyó mucho en la nueva ciencia se inventó el lenguaje de programación Lisp, que en los últimos cincuenta años ha sido utilizado para algoritmos de inteligencia artificial por su facilidad de procesamiento de listas y la recursión inherente por ser un paradigma funcional.

En 1963 Quillian desarrolló las redes semánticas como modelo de representación del conocimiento. Un avance importante en inteligencia artificial fue en el campo de los sistemas adaptativos, específicamente en el desarrollo de algoritmos genéticos. John Holland volvió popular a estos algoritmos en su libro Adaptación en Sistemas Naturales y Artificiales en 1975.

En la década de los 1980’s Edward Fcigcnbaum trabajó y publicó el libro La Quinta Generación, donde se introducen los sistemas expertos (aunque la idea fue concebida años atrás), éstos son programas que utilizan la base de conocimiento de la experticia humana para resolver problemas, aunque no tomaron auge hasta la próxima década. Paralelo a todo este desarrollo se fue mejorando el campo de la resolución de problemas, utilizando algoritmos específicos para cada tipo de problema. Se destaca el trabajo de Newell y Simón para formalizar una máquina universal de solución de problemas.

Una de las últimas descripciones dentro de la inteligencia artificial fue la de los agentes inteligentes, propuesta por Fischles en 1987 que también tuvo su auge en la década de los 1990’s.

Llegando a la actualidad solo se tienen mejoras en el desarrollo de las diferentes áreas; entre algunos sucesos importantes están en 1997 la derrota de Deep Blue al campeón mundial de ajedrez Kasparov, lo que llevo a IBM a construir una supercomputadora llamada Watson en 2001 y en el 2006 se celebraron los 50 años de 1A.

Entre los últimos adelantos, se encuentra la realidad aumentada, que aún está en fase de desarrollo, y que busca mediante la transposición de sistemas agregar elementos a la realidad buscando tener más información del entorno.